Blog

La revolución de los centros docentes 2.0 en el sector educativo

el 12 octubre, 2019

El mundo de la educación esta sufriendo una revolución palmaria, lo que ha supuesto que las empresas del sector educativo hayan tenido que reinventarse y adoptar nuevas formas de negocio para seguir estando en el mercado de manera activa.

Este gran cambio viene producido por dos factores, uno es la bajada drástica de la natalidad, sólo durante el primer semestre del año 2018 nacieron en España 179.794 niños y murieron 226.384 personas, eso son 46.590 ciudadanos menos en sólo seis meses. Nunca desde que comenzaron los registros históricos del Instituto Nacional de Estadística (INE) en 1941 se había contabilizado un número tan bajo de nacimientos y un número tan alto de defunciones, el último informe del INE sobre Movimiento Natural de la Población confirmó la tendencia. El número de nacimientos se redujo un 6,1% en todo 2018 y el descenso durante la última década es ya de un 29%. A menos natalidad, menos demanda de servicios educativos.

Este hecho nos lleva al segundo de los factores que a cambiado el mundo educativo, y es el uso de las nuevas tecnologías que han permitido ampliar la oferta educativa de los centros para lograr esa ansiada diferenciación que les haga destacar sobre la oferta existente.

Hoy en día es vital entender el cambio que se ha producido en este sector para poder “sobrevivir” dentro de él, ya no basta con tener un servicio educativo que ha formado a ilustres alumnos, o una enorme calidad en la enseñanza, la nueva realidad exige más, exige reinventarse y utilizar las nuevas herramientas tecnológicas para lograr visibilidad y diferenciación frente a terceros, exige dotar a los centros de estructura interna y seguridad, y exige nuevo talento e innovación.

En este artículo vamos a tratar cuatro pilares fundamentales que todo centro debe de plantearse para convertirse en “Centro Docente 2.0”  y lograr así permanecer en el mercado del sector educativo, y poder crecer dentro del mismo.

ELEMENTOS DIFERENCIADORES DE LOS CENTROS DOCENTES 2.0

Marketing educativo: Lo primero que debemos conocer es qué es el marketing educativo, pues bien, el marketing educativo se utiliza como una inversión cuyo objetivo a medio y largo plazo es obtener visibilidad ,transmitir al público o la sociedad las líneas de trabajo que se están desarrollando en los centros e instituciones educativas y dar a conocer el proyecto educativo, las líneas novedosas y de innovación que se desarrollan en el centro.

Esta herramienta es fundamental para obtener esa visibilidad, puesto que si dispongo de un gran servicio y no lo cuento o lo digo, el cliente no nos va a encontrar, y por lo tanto, estaremos fuera de la oferta.

La gran cantidad de centros docentes y la diversidad de oferta educativa hace vital que se desarrolle planes de marketing en los centros para captar la atención del cliente objetivo.

Inversión en servicios legales expertos en educación: Se ha convertido en una inversión fundamental de los nuevos centros docentes, ya que en este sector la seguridad jurídica es vital y el cometer errores por tomar malas decisiones o no conocer cierta normativa puede crearnos un daño reputacional irreparable.

La inversión en servicios jurídicos expertos en el sector va a otorgar al centro de estructura normativa interna, que va a establecer un marco de seguridad jurídica y prevención, y que va dotar al centro de empaque y orden interno en todos los procesos y fases, lo que al final se traduce en una buena apariencia frente a terceros que lógicamente también nos va a ayudar a diferenciarnos en la oferta educativa.

Que el cliente perciba que el centro dispone de una regulación interna que ordena el centro, su personal y sus servicios y que existe una buena cadena de comunicación, nos otorga diferenciación y valor como centro, y esto solo se puede obtener con la inversión en servicios legales especializados que aporten ese valor e innovación.

Estos servicios de alto valor añadido, se deben utilizar no solo para ayudar al los Titulares de los centros docentes a  tomar decisiones, interpretar la normativa educativa o gestionar el personal del centro , sino también para mejorar su oferta educativa.

Infraestructuras: Vivimos en una nueva sociedad donde lo que vemos “vende”, y por lo tanto, invertir en unas buenas infraestructuras siempre va a otorgarnos diferenciación como centro.

Talento e innovación: todo lo anterior no tendría sentido sino tenemos en cuenta la parte fundamental del centro, que es su oferta educativa y las personas que prestan ese servicio, por lo que invertir en nuevo talento que nos de la posibilidad de aportar innovación a nuestro centro es vital para diferenciarnos del resto.

Compartir este post:
MabogadosLa revolución de los centros docentes 2.0 en el sector educativo

Únete a la conversación