Incapacitación judicial y tutela

La incapacitación supone la decisión judicial de carecer de aptitud para autogobernarse, pero nadie puede ser incapaz, sino es por Sentencia judicial en virtud de las causas  previstas legalmente.

Son causas de incapacitación las enfermedades o deficiencias persistentes de carácter físico o psíquico que impidan a la persona gobernarse por sí mismo. Los familiares del presunto incapaz y el Ministerio Fiscal pueden iniciar el proceso de incapacitación, presentando una demanda en la que se solicita el nombramiento de un tutor.

Los menores de edad podrán ser incapacitados cuando concurra en ellos causa de incapacitación y se prevea razonablemente que la misma persistirá después de la mayoría de edad.

Por lo tanto la incapacitación es el estado civil de una persona física, declarado en virtud de sentencia y por las causas establecidas en la ley, que tiene como efecto principal la limitación de la capacidad de obrar y la sumisión a tutela o curatela.

Tipos de incapacidad

La incapacitación será distinta en función de si el grado de incapacidad es total o parcial:

  • Total: Para que se incapacite a una persona totalmente, no es sólo suficiente que padezca una enfermedad persistente de carácter físico o psíquico, sino que es necesario que se pruebe que dicha persona es completamente incapaz de gobernar su persona y administrar sus bienes.
  • Parcial: El presunto incapaz padece una enfermedad persistente de carácter físico o psíquico, pero a diferencia del grado anterior la incapacitación no es total sino de tipo medio o atenuado, viéndose afectada de forma parcial la capacidad de autogobierno de su persona y de administración de sus bienes.

Las pruebas que debe presentar el incapacitado para que sea declarado por Sentencia incapaz de autogobernarse son los siguientes:

Los familiares del presunto incapaz y el Ministerio Fiscal pueden presentar una demanda solicitando que se les nombre un tutor o un curador. En el nombramiento del tutor se seguirá el siguiente orden:

  1. Al designado por el propio tutelado , conforme al párrafo segundo del artículo 223 del Código Civil
  2. Al cónyuge que conviva con el tutelado.
  3. A los padres
  4. A la persona o personas designadas por éstos en sus disposiciones de última voluntad.
  5. Al descendiente, ascendiente o hermano que designe el Juez.

Excepcionalmente el juez, en resolución motivada, podrá alterar el orden del párrafo anterior o prescindir de todas las personas en él mencionadas, si el beneficio de menor o del incapacitado así lo requiere.

Si desea más información sobre las incapacitaciones judiciales y tutela, háganos su consulta. Nuestro equipo de abogados estará a su disposición para asesorarle y ayudarle en todo lo que necesite.

CONTACTA CON NOSOTROS